Que me quiten lo “viajao”

img_1266
Foto: Luis Benítez (Yosemite CA, Estados Unidos)

Y hoy, desde el aeropuerto de Estambul, y contemplando al fondo la silueta de un palacio vetusto, pongo punto y final a un capítulo, uno más, en las cartas de recuerdo de este incesante soñador viajero en el que pretendo seguir convirtiéndome. Cada vez me repito más a mí mismo y a los que se cruzan en mis días eso de que lo material no da la felicidad. Comprobada está su certeza, y no como resultado de muchas veces repetirlo, sino como razón y causa, pues aquello que me convence es lo que provoca la reiteración de esa tan dulce sensación. Y porfío esta gran noticia: para ser feliz en esta vida no se necesita ni mucho dinero, ni fama, ni reconocimiento. ¿Saben qué es lo mejor de viajar? Aunque suene incoherente, lo que más me llena es regresar a casa. Es cuando me siento más feliz. El arribar al puerto en el que tengo mi hogar me sirve para echar la mirada atrás, recapacitar, pensar en lo que he vivido, recordar lo que he visto, y alegrarme de los que en el sendero conocí. Volver es apreciar aquello que aprendí viajando, lo que nadie me va a quitar. La belleza se pierde, la juventud pasa, el dinero vuela y los motores se estropean. Pero a mí, ya no hay quien me quite lo viajado. Nadie borrará los sellos de mi pasaporte, ni ocultará las huellas que produje en mis caminos; nadie estropeará los recuerdos vividos, ni las experiencias con las que me sorprendió el destino…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s